jueves, 22 de diciembre de 2011

Los amigos de "la Super" 3 Los amigos "del Cali" 4


Partido entretenido el disputado hoy en el campo de fútbol 7 del Polideportivo de Archena. El equipo del Cali, que al final contó con la baja del gran Moi "Kameni" pudo contar con la colaboración de Larry, mientras que el equipo de la Super que jugó la mitad del partido con uno menos se quejó en exceso de la actuación arbitral (signo habitual de un equipo que pierde).

Fue un partido bonito, jugado de poder a poder en el que se adelantaba el equipo de la Super tras un gol de Miguel Ortín. No tardaría en empatar Pablete boticario, tras un lanzamiento que tocó en Pablo "coach" y no pudo detener Alfonso, para el equipo del Cali. Otra vez el equipo de la Super tomaba ventaja tras un gol de saque directo de falta de Paquito cowboy, que se comió el conejico Salvica (ventaja meritoria ya que jugaba con uno menos). Pero fue un espejismo ya que los hombre se Santigao igualarían la contienda con un gol de Kike, aprovechando su velocidad (ya lo había intentado varias veces, pero su exceso de individualismo le privó de lograr un mejor resultado hasta el momento).

Por fin llegó Antonio al partido (jugador del equipo de la Super), que equilibraba el número de contendientes por bando. Incomprensiblemente a partir de aquí los jugadores del gran "pinchito" se crecieron y dieron por bueno el famoso refrán de que con uno menos se juega mejor y no porque ellos jugaran con uno menos (ya que con la igualdad de efectivos los de la Super empezaron a jugar, no se sabe porqué, peor). Dada esta situación el equipo del Cali marcó un par de tantos más, obra otra vez de Kike y del propio Cali. Con poco tiempo por jugar los hombres de la Super cambiaron el esquema colocando al propio Javi Ruiz (osease a mí mismo) como principal referencia ofensiva, lo que dinamitó el partido. Ocasiones para los dos bandos. Se redujeron las diferencias con un golazo de Javi Ruiz y tras 3 lanzamientos al poste de su equipo, que merecieron mejor suerte. Finalizó el encuentro, antes de lo previsto debido a la lesión de Manu Plaza..., digamos que por el excesivo individualismo en una situación específica de Santiago Calidad Moreno Moreno ("son lances del juego", expresó el implicado arrepentido al finalizar la contienda, cuando todos sabemos que fue una acción premeditada contra el pobre Manu).

Puntuación Marca

"El Cali team":

Pablete boticario: solvente en defensa (fue un muro constante para el adversario). Además sumó un gol para su equipo cuando más atascados estaban.
El conejico Salvica: llegó con su camiseta del Depor y mostró la misma identidad de su equipo (ser un jugador de segunda)... aunque en ocasiones se le vio hasta correr detrás del balón (cosa que en una cancha de básket todavía está por ver).
Vasili "chupetones" Thurman: la inseguridad fue la tónica en su juego, carente de lógica absoluta. No se puede decir más.
Rubén "no me entero de ná": no pasó desapercibido y se le vio seguro e inseguro a la vez, lo que hizo que su equipo estuviera impaciente las veces en las que la pelota caía en su poder (complicada de definir su actuación).
Santiago "calidad": pocos destellos de calidad para lo que se espera de él. A pesar de todo, su presencia en el campo se notó ya que sus compañeros se crecieron a su lado.
Larry "padre del año": alternó momentos de calidad comparables a los del básket (donde pongo el ojo pongo la bala), con otros en los que estaría pensando en Carlota. A punto estuvo de marcar y romperse la cabeza tras un cabezazo impresionante.
Kike "cocherito": el sombrerero loco. No paró, para variar, en ningún momento. Se apoderó de la banda izquierda, llegando a todos los balones imposibles. Fue un coñazo constante para sus adversarios.
Miguel "fortunero" Cano: la expectativa era grande por ver a Hulk en el campo, pero pronto se disipó ya que el jugador se mostró calmado en todo momento sin abusar de la banda derecha en la que quedó aislado.

"La Super team":

Alfonso "voy a mi bola": empezó de portero, pasó a la banda y terminó a punto de romper el larguero tras un cañonazo... eso sí, siempre a su bola.
Javi "el balancín" Espuny: se esperaba más debido a su implicación en un equipo de la liga de fútbol 7 autonómica (pero debe ser de 3ª o 4ª división). Se dio un paseito a por el balón tras lanzar un pelotazo que casi llega a La Algaida.
Pablete "coach: intentó jugar desde atrás, tocando con calidad y al final del partido reconoció la superioridad del rival (cosa fea delante de sus compañeros... habría algún trato de por medio???).
Miguel "ex-coach" Ortín: al principio rozó el gol en infinidad de ocasiones con sus lanzamientos lejanos. El físico le jugó una mala pasada al final del encuentro. La lesión de Plaza le lastró en su mejor terreno (las cervezas del post-partido).
Javi "la Super" Ruiz: altibajos en su juego, para variar. Destellos de calidad e individualismo que nos suenan a todos (se repite lo del baloncesto). Se quejó de la actuación arbitral al finalizar el encuentro (como buen capitán "Mourinhista").
Manu "cabezadura, pero tobillogayer" Plaza: jugó un buen partido, esforzándose al máximo como siempre. Salió del estadio a hombros (literalmente).
Antonio "notequedacampo" Martín: llegó tarde y dopado. Casi se sale del campo en varias ocasiones. De hecho, el campo de juego parecía una pista de atletismo en la que el susodicho daba vueltas continuamente.
Paquito "cowboy": nos equivocamos desde el principio con él (lo pusimos en la izquierda sin saber que de pie era diestro, rompiéndonos todos los esquemas).

Puntos de la Supermanager

El goleador:
Kike: anotó dos goles (similares, tras sendas contras ante un rival que caía una y otra vez en sus sombreros).
El duro:
Antonio: casi le parte la tibia y el peroné a Vasili en una entrada en la que el mismo jugador dijo que fue Vasili el que le había dado a él.
El dandy:
Miguel Ortín: pudo golear en más ocasiones. Demostró calidad y saber jugar... ahora sabemos por qué no jugó a baloncesto (es un crack en el fútbol).
Vaya día:
Manu: eligió un mal día para jugar al fútbol. Se lesionó en una jugada absurda. Antes de iniciar el encuentro (en el calentamiento), mandó un balón al límite de entre Archena y Ceutí.

Triunfo y título para "los amigos del Cali" (muy a pesar del Vladi)... este título podrá estar en juego próximamente.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Los amigos de "la Super" -VS- Los amigos "del Cali"


Ya está aquí el duelo más esperado. El partido de Navidad que nadie se puede perder. La convocatoria ansiada por todo periodista, en la que Raul González Blanco tampoco aparece.

Ya llega el partido de fútbol 7 entre Los amigos de "la Super" y Los amigos "del Cali".

Esta tarde a partir de las 19:00 se jugará el encuentro entre ambos bandos, en el campo de fútbol 7 del polideportivo municipal de Archena (la concentración de los jugadores está prevista que sea a las 18:45).

Con el orgullo en juego, además del título de campeón del mundo de fútbol 7, el perdedor deberá agachar la cabeza y mostrarse generoso pagando una ronda de cervezas en la posterior reunión que se llevará a cabo en el mítico Restaurante Toskana donde degustaremos unas jarras de zumo de cebada o en su defecto de tinto de verano, acompañadas de unas olivas con bocas de mar y quizás unas almendras y patatas.

La convocatoria para el encuentro es la siguiente:

Los amigos de "la Super":


Portero: Javi "balancín" Espuny.
Defensas: Antonio "el nervios", Javi Ruiz "la Super" y Paquito "cowboy".
Centrocampistas: Pablo Alarcón "el coach", Oscar "arrasalotodo" y Manu "cabezadura" Plaza.
Delantero: Miguel "ex-coach" Ortín.

Los amigos "del Cali":


Portero: Moisés MVP "la araña negra Kameni"... alias "el surcio".
Defensas: "el pequeño" Pablo Goñi, Rubén "me entero de todo" y "el ruso con frío" Vasili Thurman.
Centrocampistas: Santiago "calidad-pinchito" Moreno, Salva "el conejito de duracel" (como le gusta el Thader) y Miguel "cuando se transforma Hulk" Cano.
Delantero: Kike "cocherito" Rojo.  




El vídeo es para motivar a todo jugador, debido a la importancia del choque... lo mejor el último escudo que aparece (si fuera el del CEDA no habría palabras).

Será un buen momento para volver a ver de corto a Moisés MVP. El espectáculo está garantizado.



martes, 20 de diciembre de 2011

Siempre se puede mejorar


Tras el partido del sábado pasado la sensación que se te queda en el cuerpo, es que siempre se puede mejorar, ya que tan solo unos pocos destellos se salvaron de nuestra actuación como equipo en la pista y eso que ganamos cómodamente.

La necesidad de jugar rápido a veces nubla las ideas y lógicamente baja el porcentaje de acierto del equipo. Es cierto que cuando la cosa sale bien todos disfrutamos de este tipo de juego (unos más que otros como es el caso de Kike). Eso si, como la cosa no vaya bien, la locura se apodera del juego, las piernas de los jugadores aceleradas, van a un ritmo superior al de los cerebros que las dirigen y el caos reina entre nosotros (pero es una sensación que más o menos tenemos controlada y que conocemos).

Frente a Onil intentamos salir intensos, con velocidad en ataque y lo conseguimos, aunque poco a poco caímos en su ritmo de juego (más lento y pausado merced a su escaso número de efectivos válidos para el encuentro). Además, está claro que sin intensidad defensiva y sobre todo sin dominar el rebote no se puede correr y eso es algo que no hicimos hasta la segunda parte.

El partido transcurría igualado, gracias a que nuestro rival no aprovechó nuestro cortocircuito "como equipo" y así se llegó al descanso donde recargamos las pilas y sobre todo ajustamos las ideas para hacer daño a los alicantinos. El tercer y sobre todo el cuarto periodo fueron una locura. Locura que hizo mucho daño a nuestro rival. La presión sobre sus bases propició muchas pérdidas de balón que finalizaron con canastas fáciles. Onil estaba cansado y ya no jugaba cómodo, eso se notaba en sus lanzamientos. Ahora si controlábamos el rebote defensivo y podíamos correr más o menos ordenados. Nos escapamos en el marcador y al final ellos maquillaron el mismo para caer de forma clara pero sin contundencia.

Como dije al principio este tipo de juego beneficia a jugadores como Kike, que a pesar de no poder casi jugar durante la primera parte debido a las faltas, se hizo con las riendas del partido en la segunda (sobre todo en el último cuarto donde volvió loco a todo el mundo, incluidos a sus propios compañeros). Salva que salió de inicio y empezó haciendo las cosas bien no jugó en la segunda mitad por decisión técnica. Oscar jugó a rachas entrando y saliendo del partido como el propio equipo. Larry, que se incorporaba al equipo tras perderse el partido anterior por su paternidad comenzó frío como el partido, sin participar mucho en ataque, aunque finalizó anotando como nos tiene acostumbrados. Mario destacó en los minutos que peor estuvimos; gracias a sus puntos nuestro rival no se escapó en el segundo periodo. Juanje, que salió de inicio fue de más a menos; participó activamente en el juego ofensivo, corriendo cuando se podía y trabajando duro atrás, como siempre. Yo jugué a rachas. Empecé muy bien, anotando fácil para luego fallar demasiado en el lanzamiento exterior. Finalmente volví a anotar los últimos lanzamientos cuando todo estaba decidido. Santi jugó un partido discreto ofensivamente y serio en defensa. Si bien no es un gran anotador, debe aportar más en ataque ya que puede hacerlo y de hecho ya ha completado buenos partidos ofensivos. Además este tipo de encuentros en los que los pívots rápidos tienen ventaja le vienen muy bien. Colocó un par de "pinchitos" al más puro estilo "Calidad". Hablando de "pinchitos", Octavio colocó 4 gorrazas a las que hay que sumar su gran aportación ofensiva. Si hay que ponerle un pero que sea el inicio frío fallando tiros libres. Rubén, que volvió a jugar de titular pasó casi desapercibido, aunque de inicio volvió a mostrarse con ganas, pero el resto de pívots lo hizo tan bien que una vez sentado en el banco ya no volvió a la pista. Por último, Sarabia jugó un partido correcto. Estamos acostumbrados a verlo más en ataque, pero esta vez no fue así (quizás es más necesario en partidos con un juego más estático en el que los pívots puedan jugar de espaladas y aprovechando las ventajas en el poste alto).

Pasando a otro tema, mis jugadores de 2ª Autonómica se deshicieron comodamente de Mula a domicilio. El partido coincidió con el de Nacional por lo que no puder ir al mismo dejando al equipo en manos de Paco (sobradamente preparado). Los muleños no quisieron cambiar de o de hora el encuentro, ni aplazarlo para poder hacer la presentación de los equipos en Archena por lo que se añade a la famosa lista negra de Miguelín de "equipos a los que el CEDA nunca hará un favor". No obstante y a pesar de la contundente victoria la actitud defensiva no fue la mejor según informes de Paco, cosa que habrá que mejorar de cara al año nuevo que se aproxima.

Esta semana los equipos entrenarán de la siguiente manera:
Martes 20:
Construcciones Iniesta a las 21:00 en el Pabellón Municipal de Archena.
Autocares Mellizo y Restaurante Toskana a las 21:00 en el Pabellón de La Algaida.
Miércoles 21:
Todos los miembros del Club Estudiantes De Archena disputarán un partido de Fútbol-7 de 19:00 a 20:00. Quedamos en el Pabellón Municipal de Archena a las 18:45.
Viernes 23:
Entrenamiento opcional para todos los jugadores, a las 21:00 en el Pabellón Municipal de Archena.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

¿Para qué queremos más?


Dos victorias en los dos choques de este fin de semana. ¿Para qué queremos más? El equipo de Nacional tenía una complicada salida a Benidorm ante un equipo que venía en racha y por delante de nosotros en la clasificación, además contábamos con las bajas de última hora de Larry y Kike, además de la de Manu, que desgraciadamente se prolongará hasta mediados de enero (al menos). Por otro lado, mi equipo de 2ª, Autocares Mellizo, tenía un desplazamiento cómodo a Bullas, ante un rival que no conocía la victoria (y que sigue sin conocerla), con toda la plantilla disponible.

Empecemos por lo ocurrido el sábado. A las 16:59, un minuto antes de salir en dirección a Benidorm, Larry me llama para decirme que se queda porque su señora está "casi a punto" (de dar a luz). Sin tiempo para llamar a nadie de 2ª nos montamos en los coches (en el de Mario no debido a un problema, creo que con la junta de la trócola), hacia la ciudad costera alicantina.

Una vez allí, contemplamos ese pedazo de pabellón (otra maravilla, como el de Elda) y nos preparamos para el partido. Vestidos de azul (4 de 4 con esta equipación), salimos a hacer la rueda, en la que Kike se resiente del cuello y al más puro estilo "Robocop" sigue el encuentro desde el banquillo, sin poder disputar ni un solo minuto.

Empezamos fríos, como el calentamiento, pero poco a poco los pívots nos van metiendo en el encuentro para finalmente llegar al último cuarto con opciones de victoria (de eso se trata, de competir cada partido). Esta vez no solo competimos, sino que también ganamos al gestionar muy bien los últimos ataques.

Como colectivo el equipo estuvo casi de 10 (los primeros minutos no los hicimos muy bien). Individualmente destacaron los pívots, sobre todo Octavio y Sarabia. El primero reboteando, defendiendo y corriendo, además de jugando 1x1 ante la defensa rival, con gran acierto y acabando como máximo anotador del partido. El segundo haciendo las cosas como sabe (salvo un pequeño "enganchón" que tuvo con un rival, que nos costó una falta antideportiva). Rubén, que salió de inicio lo hizo genial también y anotó dos canastas de mérito al final del partido (un tiro de media distancia cuando estábamos atascados y la última canasta en juego tras rebote ofensivo que nos daba un margen de 4 puntos de ventaja en el último minuto). Gio a penas jugó un par de minutos (y le volvió a caer una falta en ataque tras bloqueo directo). Silverio no jugó su mejor encuentro en ataque, pero al igual que el resto de pívots, estuvo bien en defensa, peleándose con "la más fea" (Garny García). Los exteriores (bases y aleros), tuvieron un encuentro correcto. Oscar y Salva se distribuyeron a la perfección los minutos en la posición de base (Oscar abrió el partido y el tercer cuarto subiendo el nivel defensivo del equipo y Salva cerró el encuentro controlando el juego). Mario y yo salimos de inicio y a pesar de que lo intentamos (sobre todo yo), no fue nuestro día en el lanzamiento exterior (Mario anotó al inicio un triple y yo un par de ellos en el tercer cuarto). Juanje, fue el recambio de los aleros y cuajó un gran encuentro anotando desde más allá de 6,25 y tras penetración.

El domingo, fue el turno de Autocares Mellizo, que jugaba en Bullas tras el resacón del día anterior (partido en Benidorm, el Madrid-Barça de fútbol y lo más importante de todo, el nacimiento de Carlota, que se hizo esperar hasta las 7:30 de la mañana, de un bonito día 11 de diciembre de 2011).

Como se preveía, se consiguió una victoria cómoda, aunque el sabor de boca con el que nos fuimos no fue el mejor. De inicio salimos un poco fríos y los locales consiguieron una pequeña renta que rápidamente neutralizamos. Gracias a la intensidad defensiva recuperamos muchos balones y anotamos con facilidad para casi sentenciar el encuentro en el primer periodo. Poco a poco fuimos ampliando la renta para llegar casi al final del partido con casi 40 puntos de ventaja que nuestro rival redujo en tan solo dos minutos por una dejadez impropia de mi equipo (al final ganamos de 26). ¿Para qué queremos más?

Como colectivo jugamos a ratos ya que tanto contra individual en el primer cuarto, como contra zona 2-3 el resto del partido, el ataque fue poco fluido y anotábamos gracias a la velocidad del juego. En defensa estuvimos correctos, salvo al final en el que la relajación nos hizo perder una renta importante, aunque nunca peligrara la victoria. Individualmente cada cual hizo lo suyo. Oscar volvió a anotar fácil, aunque esta vez le costó dirigir a su equipo en estático. Johny fue de más a menos y si hubiera estado acertado en el tiro podría haber conseguido una anotación personal alta (vamos, que falló unos cuantos triples). Álex jugó un buen partido, trabajando duro atrás e imprimiendo velocidad en ataque (a veces debe tener más calma a la hora de decidir la mejor opción). A Sato le faltó velocidad y acierto en sus acciones ofensivas. En las defensivas le faltó intensidad (eso es cosa de actitud). Miguel, que no anotó tanto como el otro día, jugó un buen partido, aunque en algunas fases del encuentro pasó desapercibido. Vasili y Dani que estaban "castigados" jugaron menos de lo habitual, aunque Vasili aprovechó más que Dani su estancia en la pista anotando 3 triples casi consecutivos contra la zona rival. A Dani le faltó concentración en los minutos que estuvo deambulando por la pista. Javi Espuny volvió a estar desacertado de cara al aro, aunque en defensa no se le puede reprochar nada (además estaba algo enfermo, pero que no sirva de excusa). Manu Plaza (el taxista del equipo), hizo un buen partido (jugando en equipo como siempre), además se llevó un buen golpe que dio con sus huesos en la pista, aunque pudo continuar jugando. José Francisco y Gio hicieron un buen encuentro aunque a veces fallaron cosas que no deben fallar. Son de los más grandes de la categoría y eso se tiene que notar cerca del aro (tanto en ataque como en defensa). Por último, Álex Bernabé (júnior de Jesuitinas) debutó con el equipo aportando tiro exterior y ganas de agradar.

Felicitar desde este blog a Larry y Mari Ángeles por el nacimiento de Carlota. Una preciosa niña que se une a la familia estudiantil.


jueves, 8 de diciembre de 2011

Las prisas no son buenas


Muchos días después, incluido un largo puente, me pongo con la entrada sobre los partidos del fin de semana (Construcciones Iniesta-Básket Cartagena y Autocares Mellizo-C.B. Archena).

El primero de ellos, el de nacional comenzó muy bien, con todos metidos en el partido (anotando en casi todos los ataques) y alcanzando una renta superior a 20 puntos mediado el segundo periodo. Pero tras 4 ó 5 minutos malos, nuestro rival redujo su desventaja para llegar al descanso casi sin daño en el marcador y lo peor para nosotros, crecido tras la remontada en unos pocos minutos. En el tercer periodo acabaron por darle la vuelta al resultado, pero aguantamos el tirón y el encuentro se igualó hasta casi el final del mismo. Los dos últimos minutos fueron para olvidar (o mejor dicho, para aprender y no repetir). No se si la falta de gasolina, el miedo a ganar a Cartagena (espero que algún día lo consigamos), sumado a la calidad de nuestro adversario hicieron mella en nuestro juego en estos minutos finales.

La cuestión es que pasamos de un posible 5-3 a un rotundo 4-4 en la clasificación (que mirándolo con buenos ojos "no está nada mal"). Aunque lo importante es aprender de nuestros errores y uno claro que cometimos es que las prisas no son buenas y en los momentos complicados es cuando más calma hemos de tener jugando posesiones largas, implicando a todos los jugadores en ataque, a parte de saber sufrir un poco más en defensa (a 90 puntos vamos a ganar pocos partidos este año).

Lo bueno es que el sábado jugamos en Benidorm, un rival complicado (mucho más que Elda, última salida que tuvimos) y que tenemos una buena oportunidad de seguir mejorando y compitiendo, como contra Cartagena, pero intentando no cometer los mismos errores.

Individualmente el equipo en ataque estuvo muy bien (salvo al final del encuentro), pero en defensa fuimos demasiado "blanditos". Con la baja de Kike, jugamos con 2 bases, si bien Mario jugó los dos últimos minutos en esta posición (el resto del encuentro lo hizo de escolta, cuajando un buen partido). Salva, Juanje y Rubén (que se hizo daño en un pie) jugaron pocos minutos (y encima coincidieron con los peores minutos del equipo). Oscar estuvo bastante bien (jugó su mejor partido y poco a poco se va asentando en el equipo). Larry fue de menos a más y a pesar de que le costó anotar su primer tiro poco a poco sumó sus puntos. Al contrario que Larry, yo fui de más a menos y tras un primer cuarto casi perfecto me diluí sin aparecer en los últimos minutos cuanto más se me esperaba. Octavio se metió en faltas temprano y cuando volvió a aparecer en el partido en la segunda parte y cuando comenzaba a hacer estragos en los cartageneros, las faltas lo volvieron a llevar al banco, de donde ya no se movió más. Sarabia estuvo muy "fallón", sobre todo en los últimos minutos, si bien hasta esos minutos lo había hecho bien, ayudando al equipo como siempre. Santi hizo su mejor partido en ataque, corriendo contra pívots más lentos, aunque pasó apuros en su fuerte, el rebote, en el que los cartageneros fueron superiores casi en todo momento. Silverio no jugó, ya que no pudo entrenar en toda la semana con el equipo.

Al día siguiente, tras la resaca del partido de nacional, Autocares Mellizo se enfrentaba en casa al C.B. Archena en el derby de los dos clubes archeneros. Al partido, nuestro rival llegaba invicto (5-0), mientras que nosotros llegábamos con dudas tras una derrota en casa y un partido aplazado (3-1), pero ofrecimos nuestra mejor versión (al contrario que contra Santomera).

Estuvimos concentrados y motivados (contra el CBA siempre lo estamos) los 40 minutos, cometiendo pocos errores y castigando los que cometía nuestro rival. Cogimos una buena renta inicial, gracias a la defensa (solo encajamos 6 puntos en el primer cuarto). A partir de aquí supimos jugar con calma, sin bajar un ápice nuestra intensidad. Cumplimos siempre con nuestra filosofía de juego "defender-rebotear-correr" y gracias a eso pudimos ampliar nuestra renta, que al final fue superior a los 20 puntos.

El domingo que viene volvemos a jugar, esta vez en Bullas (partido que tenemos aplazado de la jornada 5), ante un rival, a priori inferior al C.B. Archena. Será una buena oportunidad para seguir en la línea de juego actual y sumar otra victoria, aportando todos nuestro granito de arena.

Individualmente estuvimos todos "casi de 10". Oscar sumó puntos necesarios y dirigió con cabeza al equipo. Johny, que disputó más minutos que en otros partidos (aunque todavía puede jugar más) hizo lo que le pedí, no complicarse en ataque, dirigir al equipo, estar intenso en defensa y buscar sus tiros. Sato, que salió de titular estuvo mejor que en otros encuentros, pero debe ser más intenso (tanto en defensa como en ataque, ya que necesitamos su velocidad). Álex hizo un gran encuentro, sobre todo atrás. Para el resto de compañeros, ver un jugador tan intenso atrás les hace ponerse las pilas. Miguel fue nuestro "killer" en ataque. Estuvo centrado y no cometió errores tontos en defensa (muchas veces por pequeños despistes comete faltas absurdas). Vasili hizo lo que sabe, tirar, a pesar de que el rival no le concedió tiros cómodos, encontró con calma buenas posiciones. Dani, que no jugó muchos minutos fue de menos a más, fajándose bien ante pívots más grandes que él. Javi Espuny, que se comió dos broncas de las buenas (ya sabe que no debe sacar más), hizo su trabajo y a pesar de no sumar muchos puntos para el equipo, trabajó en defensa como siempre (para nuestro beneficio). Manu Plaza fue la última rotación, apareciendo en la segunda mitad. Aportó buenos minutos, tanto en ataque como en defensa, generando huecos delante y cerrándolos atrás. José Francisco hizo el partido más serio desde que juega conmigo. No me importa que anotar 4 puntos (ya que no tiró para anotar mucho más). Hizo lo que le pedí en defensa (y eso era importante, ya que tuvo que pelearse con "la más fea"). Gio completó un gran encuentro castigando a su par gracias a su velocidad y no amedrentándose en defensa.

Aprovechando que ayer fue el cumpleaños de Larry Bird (me he enterado por Felipe Coello), vamos a poner este vídeo en homenaje a uno de los más grandes, de aquellos Verdes arrogantes.

domingo, 27 de noviembre de 2011

A las mil maravillas


Nada hacía pensar en la comodidad final del resultado cuando llegamos al maravilloso pabellón Ciudad Jardín de Elda. Con Santi viniendo de Jumilla tras jugar un partido (que nunca tuvo que jugar), con el equipo de 2ª autonómica, con Octavio "missing" (en Alicante) y sin móvil, con la baja de Larry y frente a un equipo que llevaba 3 derrotas consecutivas, frente a 3 equipos murcianos, la última de ellas en su feudo ante el ahora líder en solitario y único equipo invicto de nuestro grupo, Molina Básket por tan solo 3 puntos de diferencia y en la prórroga (tras haber ido ganando de casi 20 puntos). Vamos, que estaban con los dientes afilados y éramos el rival perfecto.

Pero cómo son las cosas, que a pesar del desalentador inicio que nuestro rival no aprovechó, poco a poco nos fuimos metiendo en el encuentro (el más serio de principio a fin que hemos disputado este año), concentrados y haciendo las cosas que teníamos que hacer. Poco a poco fuimos adquiriendo ventaja en el marcador y ganamos cada cuarto a pesar de los amagos de reacción de los de Elda (muestra de nuestra ambición en el partido). Sin ser un partido de extremada lucidez ofensiva, cuajamos un encuentro serio, sabiendo cuál era nuestro rol y desempeñándolo a las "mil maravillas".

Individualmente estuvimos muy bien. Los bases dirigieron al equipo al ritmo que más interesaba (corriendo cuando era necesario y jugando lento contra defensas posicionadas). Kike jugó esta vez poco (7 minutos del primer cuarto en los que cometió 2 faltas). La buena actuación de los otros dos bases no hizo necesaria su presencia en el campo (el descanso le vendrá bien). Oscar, en su segundo partido oficial con el Club mejoró tanto en la defensa como en la fluidez ofensiva, anotando sus primeros puntos con la camiseta estudiantil. Salva volvió a jugar tras su estancia en el banquillo ante Torre Pacheco y lo hizo bien, sin cometer errores y dando seguridad al equipo. Los aleros sumaron todos (imprescindible). A Mario no le tembló el pulso a la hora de mirar al aro y buscar sus propios tiros. Juanje, tras una semana enfermo estuvo correcto, intentando correr cada vez que pudo y dando al equipo un plus de intensidad. Vasili hizo lo que mejor sabe hacer: tirar. En pocos minutos anotó 8 puntos (2 triples incluidos) que dedicó a cierta chica de la grada. Yo estuve bastante fallón en el lanzamiento exterior, pero intenté hacer jugar al equipo y ayudar en el rebote y otros aspectos del juego. Los pívots (de los que Santi no jugó, castigado por lo comentado anteriormente y por llegar una vez empezado el partido), fueron la principal referencia ofensiva. Silverio que estuvo un poco gris en ataque, trabajó duro atrás sumando en este aspecto para el equipo. Octavio que empezó sin enterarse de los sistemas (para variar), se fue metiendo poco a poco en el partido, castigando a los pívots contrarios corriendo el contraataque y reboteando los fallos nuestros en lanzamientos a canasta. Sarabia, que salía de una lesión, fue quizás, el mejor del encuentro, serio en defensa y serio en ataque, anotando desde casi cualquier posición (tiros de media distancia, jugando al poste bajo, corriendo la transición, tras bloqueo directo y continuación y después de rebote ofensivo). Por último, Rubén que jugó pocos minutos los aprovechó tanto en defensa como en ataque, ya que cogió unos cuantos rebotes, sacó alguna falta y anotó en el poco tiempo que estuvo en la pista.

Hoy es el cumpleaños de Rubén, por lo que habrá que desearle "feliz cumpleaños", dedicándole el triunfo de ayer y regalándole estas imágenes del partido de ayer:


jueves, 24 de noviembre de 2011

¡Qué buenos somos!


¡Qué buenos somos! O eso creíamos, antes de enfrentarnos a Santomera, e incluso transcurrido el primer cuarto cuando nuestro rival ya dio indicios de ser un buen equipo con las ideas claras. Pero con nuestro juego veloz y con la defensa agresiva que llevamos haciendo desde el principio de temporada que nos proporciona numerosas recuperaciones de balón para conseguir canastas sencillas de contraataque el resultado hasta el momento era favorable y el partido tenía muy buena pinta.

Pero en el segundo cuarto, nuestro rival siguió a lo suyo, sin ponerse nervioso y con muy buenos porcentajes de acierto en sus tiros. Mientras, nosotros cometimos errores en el 2x1 defensivo por los que fuimos castigados una y otra vez. Al no poder robar balones, no pudimos correr y tampoco jugamos bien el 5x5 estático. Como consecuencia de todo, nos fuimos al descanso por debajo en el marcador.

Tras la reanudación se llegó a la peor situación posible. El aro se hizo todavía más pequeño y como no metíamos ni una para qué vamos a defender. A falta de menos de 17 minutos para el final del encuentro y tras mirar el marcador con incredulidad, nuestra desventaja era de 18 puntos (era la primera vez en esta temporada que nos veíamos con el agua al cuello). A partir de aquí cambiamos la defensa (otro tipo de presión más organizada) y nos activamos en ataque (en parte, gracias a que volvimos a recuperar balones y a poder correr por ello). Poco a poco fuimos recortando la renta con el objetivo de reducirla a menos de 10 puntos para el último cuarto, cosa que conseguimos.

Solo quedaba rematar la faena en el cuarto periodo. Y estuvimos cerca, ya que nos llegamos a colocar a 3 puntos, pero todo fue remar para quedarnos en la orilla. Mis jugadores estaban agotados y faltos de agilidad mental (ir tantos minutos por detrás sabiendo que no puedes fallar es una losa que muchas veces no puedes levantar, sobre todo si enfrente tienes un buen equipo que gestione los minutos finales con inteligencia). Al final con los tiros libres perdimos de 6.

Las soluciones individuales, es decir "hacer la guerra por nuestra cuenta", no es la mejor iniciativa cuando las cosas no salen bien (es entonces cuando hay que recurrir al grupo, al conjunto, al todo). Oscar jugó bien, aunque falló tiros de más. También es cierto que jugó minutos de más. Por contra Johny a penas jugó. Miguel fue a rachas y como al resto del equipo, le faltó acierto en el tiro exterior. Álex estuvo muy trabajador en la defensa, como siempre, aunque a veces con poca cabeza (gastando más energía de la requerida). Vasili cumplió a pesar de que mi intención era que no jugara muchos minutos. Sato, al igual que Johny y Manu Plaza no jugó mucho, por lo que su aportación fue discreta. Javi Espuny acabó muy fatigado jugando esta vez de "4". Dani, fue el tercer pívot en cuanto a minutos de juego y esta vez tuvo una presencia discreta en lo que al ataque se refiere. Gio esta vez se protegió bien de las faltas y pudo jugar muchos minutos (en exceso también). Por último, nuestro júnior Fran de Jesuitinas ayudó en lo que pudo (con más ganas que acierto).

En la primera parte rotamos más el banquillo, mientras que en la segunda, apenas hubo rotación por lo que algunos jugadores llegaron "justitos" al final del encuentro.


Antes de nuestro partido, Restaurante Toskana consiguió una buena victoria ante el Molina Básket. Los de Paco Palazón jugaron un partido a tirones. La superioridad interior no se puso de manifiesto hasta la segunda parte, si bien el rebote defensivo siempre estuvo bien controlado. Durante la primera mitad y con defensa individual los visitantes encontraron a su principal jugador para encestar de forma cómoda, mientras que los archeneros aprovecharon la inspiración de Mollas, que está hecho un chaval. Poco a poco se fueron metiendo en el encuentro y en el segundo cuarto empezaron a dominar al rival con el ritmo que necesitaban. Ante la baja de Bujeque los molineros tenían problemas para imponer un ritmo alto de partido. En la segunda parte el conjunto estudiantil se apagó, aprovechando la situación el equipo visitante que pudo situarse por delante en el marcador gracias a un juego rápido y vistoso, con fáciles canastas de contraataque. Mala pinta tenía el último cuarto (más o menos como en Cehegín la jornada anterior), pero esta vez hubo una gran reacción, merced primero a un buen Pablo (los mejores minutos que ha disputado como miembro de este Club, sin contar las noches en el Toskana) y después a la dupla de tiradores Jorge-Alfonso que consiguieron entre los dos, 3 triples de forma consecutiva para situarnos con ventaja en el marcador. Nuestro rival se atascaba frente a la zona y los tiros libres sentenciaban a nuestro favor.

Con la única baja de Johny (por lesión), y tras el cumpleaños la noche antes de Vladi podemos decir que el resultado fue más que positivo. Mollas fue de más a menos (gracias a él en los primeros minutos nuestro rival no se escapó). Miguelín no estuvo muy acertado de cara al aro, aunque selló la victoria desde la línea de personal. Joaquín fue de los mejores en ataque a pesar de que ha pasado una semana enfermo. Jorge "la mosca" revoloteó sobre el rival, hasta que en el último cuarto anotó un par de triples que consumaban la remontada. Felipe, que volvió a ser titular, no participó mucho del juego ofensivo del equipo y aunque en defensa estuvo bien posicionado, debe ser más contundente y sobre todo "jugar como entrena". Alfonso estuvo muy voluntarioso a la vez que fallón, aunque al final anotó un triple decisivo. Luis debutó con el equipo aportando frescura e intensidad (a veces poca cabeza, pero necesita confianza y ritmo competitivo que conseguirá jugando en las siguientes citas). Vladi suficiente hizo con venir. Impuso un par de veces su ley en la zona defensiva con sendas faltas que hicieron pensar a nuestro rival que penetrar no era una buena idea mientras él estuviera por ahí. José Luis "50% en tiro libre" (o eso dice él) estuvo correcto en el rebote, aunque muy fallón en los tiros libres (habrá que quedarse con que metió dos en los minutos finales). Santi, que también falló muchos tiros libres, arrastraba molestias del día anterior (y creo que no eran de jugar contra Torre Pacheco), pero estuvo serio y aportó lo necesario para la victoria. Por último, nuestro "gran" Pablo fue el revulsivo y consiguió canastas de mérito en los momentos más complicados, iniciándose la remontada en gran medida, gracias a él.


Antes de despedir esta larga entrada he de recordar que hoy  jueves a las 20:45, el Club Estudiantes De Archena se enfrentará en Ceutí (Complejo Deportivo Antonio Peñalver), al Club Básket Cartagena de 1ª División Masculina. El encuentro servirá para recaudar fondos de cara a la segunda fase del tratamiento que ha de recibir un niño del C.E.I.P. Diego Martínez Rico de Ceutí, que sufre una enfermedad atópica. 



Os dejo con este "temazo" de Loquillo, en honor a mis jugadores, para que no olviden que no hemos hecho nada y que cada día hay que demostrar lo que somos y luchar por nuestras aspiraciones. En el momento que no lo hagamos pasaremos a ser pasado. Cuando fuimos los mejores.

martes, 22 de noviembre de 2011

¿Y mi cartera? Me la han robado en Torre Pacheco


Tras el partido del pasado sábado, más de un miembro del Club salió con la sensación de que le habían quitado algo (y no me refiero a la cartera). Fue un partido vibrante, frente al colider invicto del grupo B de 1ª División Nacional y con todo a favor para llevarnos la victoria, pero un par de malos minutos finales nuestros, sumados al acierto y porqué no decirlo, suerte de los locales de cara al aro, nos privó del triunfo en Torre Pacheco. En lo referente a las situaciones finales arbitrales es mejor callarse, porque ya nos llevamos lo nuestro.

Si hubiera escrito la entrada una vez finalizado el partido y en caliente, hubiera puesto los nombres de los colegiados, fotografía en color, DNI, cuenta bancaria y domicilio particular para un "linchamiento generalizado". Fuera de bromas, la única realidad es que tuvimos el partido en nuestras manos y lo tiramos por la borda.

Como colectivo, hicimos un muy buen cuarto inicial (sobre todo ofensivamente), un malísimo segundo cuarto (ni metíamos ni defendíamos) y una buena segunda parte (sobre todo atrás), aunque gestionamos mal las últimos posesiones.

Individualmente hubo de todo como siempre. Los bases fueron el día y la noche, ya que Kike hizo su mejor partido (anotando fácil y defendiendo como siempre), mientras que Salva no jugó (por primera vez este año; supongo que sabrá captar el mensaje de que a pesar de que siempre viene a entrenar ahora tiene más competencia y tiene que subir su nivel un escalón). En su lugar jugó Oscar, que debutó con una actuación discreta intentando dominar el juego en exceso. Los aleros tuvimos altibajos. La pareja titular (Larry y yo) nos mostramos acertados en ataque (yo más en la primera parte aunque me diluí en el último periodo), mientras que Larry asumió protagonismo en los minutos finales. Los problemas vinieron a la hora de frenar a Albaladejo (fue un constante quebradero de cabeza). El final de Larry explosionando contra el árbitro ya lo conocemos y no es una novedad por desgracia. Mario volvió a jugar pocos minutos y Juanje aportó más en defensa que en ataque (a pesar de que lo intentó). Tras la expulsión de Larry deberán aprovechar su "posible baja por sanción" para hacerse un hueco y sumar en todos los aspectos del juego. Los interiores volvieron a meterse en faltas. Octavio que reaparecía estuvo muchos minutos en el banquillo lastrado por las personales (algunas "para matarlo" y otras inexistentes). Silverio jugó un buen partido, serio atrás y aportando en ataque (esperemos la continuidad en futuros encuentros). Santi estuvo peleón y fue de menos a más, ayudando en el rebote defensivo y sobre todo en el ofensivo a pesar de que su aportación en puntos fue escasa. Manu sigue en busca de sensaciones. Tuvo problemas en defensa frente a un inspirado Saavedra y en ataque no encontró sus tiros. Por último Gio, jugó unos buenos minutos en la primera mitad pero las faltas lo llevaron también al banquillo.

Debemos aprender del partido y quedarnos con lo mejor. Hemos vuelto a competir frente a un buen rival y no podemos desaprovechar las ocasiones que nos brindan en este tipo de pista.

El próximo partido de liga será en Elda, pero hay un partido amistoso previo (benéfico). Se disputará en el Complejo Deportivo Antonio Peñalver de Ceutí, el próximo jueves 24 a partir de las 20:45 frente al Club Básket Cartagena de 1ª División Masculina, en el que juega Cesar Morales y José Serrano entre otros. Contaremos con la ayuda de Javi Martín en nuestras filas (volverá a vestirse de corto tras más de un año sin hacerlo). Otro conocido archenero estará en la pista, ya que uno de los árbitros del encuentro será Jesús Soriano. Toda ayuda es poca (es un buen motivo para ir).

miércoles, 16 de noviembre de 2011

El vuelo del cisne


Tengo muchas cosas que comentar. Lo primero es recordar la nueva encuesta (ahora que estamos inmersos en pleno proceso electoral) para repescar una de las canciones que fueron más votadas para eliminarla de la faz de la tierra, es decir para que no se escuchara en el CD que vamos a preparar para los calentamientos de los partidos de los equipos seniors del club, cuando juguemos en Archena. Debido a esta en cuenta, la canción de Santi sigue viva de momento, pero espero que por poco tiempo.

Pasemos a temas más serios. Este sábado es el cumpleaños de Vladi, que digo el cumpleaños, el "macrocumpleaños". La celebración será en el Restaurante Toskana, no se si lo conocéis de algo a partir de las 22:00 de la noche (a las 19:00 juega el equipo de Nacional en Torre Pacheco por lo que esperemos que hayan más motivos de celebración).

Ahora toca hablar de los partidos que disputamos el fin de semana pasado los dos equipos de 2ª autonómica. El sábado jugó mi equipo (Autocares Mellizo) en Jumilla. A la cita fuimos justitos de personal, ya que Vasili y Sato no pudieron acudir por diferentes motivos y no pude contar tampoco con los júniors de Jesuitinas (jugaban esa misma tarde). Al final nos plantamos con 9 (como mínimo, me gusta contar con 10 jugadores, 2 por puesto). Con mis dudas y temores, debido al completo desconocimiento de mi rival comenzó el partido, pero mis jugadores pronto me tranquilizaron. A través de una gran defensa y con un ritmo alto de juego nos escapamos pronto en el marcador y en ningún momento se bajó el pistón por lo que la renta fue amplia a nuestro favor al final del partido. Todos estuvieron bien, sobre todo de cara al aro (hubo mucha anotación, que estuvo bien repartida como a mi me gusta). Oscar dirigió muy bien al equipo y mantuvo un ritmo alto de juego (necesario para nuestros intereses). Johny jugó muchos minutos de escolta, consiguiendo posiciones para el lanzamiento exterior ante la zona de Jumilla. Álex fue una pesadilla para nuestro rival, sobre todo en defensa, presionando y robando gran cantidad de balones que mermaban las fuerzas y sobre todo la moral del contrario. Miguel fue el anotador que necesitábamos en este partido, tras penetraciones o lanzando desde más allá de 6,25. Javi Espuny tuvo que jugar todo el partido de alero y a pesar de que lo notó físicamente estuvo correcto como siempre, ayudando en todo lo necesario. Dani jugó un gran partido (espero que no se lo crea) y anotó con cierta facilidad, como a él le gusta. Manu Plaza que terminó renqueante, llegó sin comer (cosa normal al parecer), jugando un partido acorde con el resto de compañeros a pesar de que no brilló como en otras ocasiones (sería porque sus fans no acudieron esta vez a la cita). Gio jugó lo que le dejaron. Se pasó más tiempo en el banquillo protegiéndose de las faltas que en el campo, aunque a pesar de ello, los minutos que disputó fueron buenos (finalmente sería eliminado por personales). Por último, "el techo" del equipo, José Francisco estuvo a ratos bien y a ratos regular. Cuando hace las cosas rápidas y sencillas todo va de maravilla, pero cuando se obceca en algo (como bajar la mano para taponar o bajar el balón tras un rebote), las cosas no suelen salir como debieran. De todas formas tuvo que pelearse con la "más fea" de Jumilla, cosa complicada por la diferencia de velocidad entre ambos.

El que lea el título de la entrada pensará "¿qué tendrá que ver un cisne con el baloncesto?". Paso a explicarme. En el partido de Jumilla, sobrevoló un cisne sobre la canasta jumillana y no solo fue una vez, sino un par de vuelos que nos dejaron fascinados. Jamás había visto dos palmeos tan diferentes, con tanta plasticidad y tan bien ejecutados por una misma persona en tan corto espacio de tiempo. Espero que no sea la última ocasión para ver este tipo de acciones tan motivantes para el equipo.

El domingo me fui a Cehegín con mi compañero y amigo Antonio (última adquisición del Club), para ver si Restaurante Toskana conseguía el primer triplete de nuestra joven historia. No pudo ser y perdimos contra CANOW Baloncesto C.B. Cehegín después de dominar la primera parte. La zona presionante 1-3-1 a media pista se nos atragantó una barbaridad. Al partido acudieron casi todos los efectivos de este equipo a excepción de Pablo, que trabajaba para variar (te estarás haciendo de oro... ¿quién, quién?). En fin, vi a los bases un poco inseguros, sobre todo con la presión y tanto Miguelín como Mollas perdieron muchos balones. Joaquín estuvo a ratos (mejor en la primera parte como casi todo el equipo). Alfonso que empezó muy bien el partido se fue diluyendo y a pesar de mostrarse muy voluntarioso debe aportar más, sobre todo en labores ofensivas y sobre todo, cuidar los tiros libres. Jorge no estuvo acertado en lo que es lo suyo, el lanzamiento de 3 (otro día será). José Abel tuvo uno de esos días MALOS; su calidad es contrastada, pero debe estar al servicio del equipo y no para intereses personales que es lo que pareció en todo momento. Felipe jugó pocos minutos y no aportó nada en ataque. Vladi, también fue de más a menos y tras un inicio bastante decente fue apagándose hasta ser eliminado por personales. Santi hizo lo que pudo; acumulaba minutos del partido de nacional del día anterior tras una semana en la que solo pudo entrenar el martes y en la que hasta el viernes estuvo con fiebre. José Luis pasó sin pena ni gloria por el campo. Por lo menos esta vez no lo tiraron al suelo. Anotó una canasta tras rebote ofensiva espectacular (la única que consiguió en todo el partido). Por último Johny (al que debe haberle mirado un tuerto) se lesionó en la primera parte. Por lo menos la cosa no parece tan grave como se vislumbró in situ. Espero su pronta recuperación animándolo desde aquí para que siga tan "peleón" como siempre.


Os dejo un vídeo de cómo jugar "4" a pesar de no dar un buen pase al pívot (el triple final es lo de menos).

video

martes, 15 de noviembre de 2011

¿Miedo a ganar?


Tras el partido del sábado (el de Nacional), se te queda un sabor de boca extraño. Lo importante es que ganamos y que a ratos estuvimos centrados, trabajando con intensidad desde atrás, pero la duda en los momentos finales, en los que vas por delante en el marcador y ves que te pueden remontar (no es la primera vez que nos pasa) y que al final te remontan, hace que te preguntes si existe el miedo a ganar. Está claro que a perder sí que existe.

Nuestro rival nos puso las cosas muy difíciles y en mi opinión es un buen conjunto, a pesar de su limitación de unidades (por el momento, supongo), con jugadores altos y polivalentes en casi todas las posiciones. No tardarán en sumar su primera victoria.

Por nuestra parte, salimos con la idea de cortar nuestra racha negativa tanto de juego como de resultados (que normalmente siempre vienen acompañadas). Salvo en el inicio dominamos siempre el marcador con pequeñas rentas que nunca alcanzaron los 10 puntos y que en el tercer cuarto estuvieron a punto de romper el partido (cosa que no conseguimos). Con este panorama se llegó al último periodo en el que los nervios afloraron y apareció el ya mencionado "miedo a ganar" para ambos conjuntos debido a las malas rachas respectivas. La Vila venía de perder dos encuentros en los últimos minutos y no querían repetir experiencia y a punto estuvieron de no hacerlo, pero esta vez supimos reaccionar a tiempo a través de "agachar el culo" en defensa y de correr un poco en ataque. Pese a todo en el último minuto dos malas decisiones en ataque por mi parte (mea culpa) propiciaron dos errores que los alicantinos no desperdiciaron para igualar el encuentro. Con empate en el marcador, la última posesión fue nuestra y había que agotarla para no dar margen de reacción a nuestro rival fuese cual fuese el resultado. Y así lo hicimos. Sacamos una falta a poco más de 2 segundos para el final que me enviaba a los tiros libres (muy mal se tenía que dar la cosa para no anotar uno al menos). Tras los dos fiascos en las posesiones anteriores y tras algún tiro errado en similares condiciones, la cabeza te puede jugar una mala pasada, pero no fue el caso y anoté el primero. Tras este acierto el oxígeno volvió al cerebro para fallar el segundo y no dar opción a nuestro rival para un último tiro a la desesperada puesto que el partido murió en el rebote (quién no recuerda el triplazo de Alvarito años atrás para forzar una prórroga en similar situación).

Finalmente nos hicimos con una más que sufrida victoria que nos ayudará a afrontar el próximo reto, que no es otro que el primer derby de la temporada en Torre Pacheco contra el colider invicto del grupo.

En el plano individual los bases estuvieron bien, sobre todo Salva en la primera parte y Kike al final del partido corriendo el contraataque como solo él sabe. Los aleros cumplimos con nuestro cometido, Larry abriendo la defensa rival en la primera mitad, tras la que no jugó mucho más (los últimos minutos del partido en los que apenas lo buscamos), Mario volvió a jugar con confianza, mirando el aro desde posiciones exteriores (que es lo que necesitamos), a pesar de que no jugó en la segunda mitad y supongo que a él le sabrá a poco, Juanje estuvo bien en defensa y aportó en ataque un triple importante cuando estábamos algo atascados y yo, que en la primera mitad a penas participé por las faltas, volví a jugar toda la segunda parte, pero mucho más fresco que en otros encuentros, intentando penetrar en la defensa rival para no abusar del lanzamiento exterior (del que volví a abusar); por lo menos salvé los muebles en los tiros libres tras las "dos cagadas" finales en las últimas posesiones. Los pívots estuvieron "a rachas", unos lo hicieron mejor que otros y cometieron muchas faltas por lo que hubo minutos para todos. La pareja titular fue el día y la noche, ya que mientras Rubén cuajaba su mejor partido, Silverio no tuvo su día. Sarabia se fue diluyendo hasta lesionarse bajando a defender (ya le he dicho que no está acostumbrado a esas labores). Santi volvió a ejercer de "alma", sobre todo defensiva y aunque nos ganaron claramente el rebote, peleó como siempre, cometiendo numerosas faltas (también como siempre). Manu jugó unos cuantos minutos en la segunda mitad, abriendo la defensa rival a pesar de no estar acertado en el lanzamiento (anotó un triple de unos cuantos intentos); lo normal es que poco a poco afine su puntería. Gio jugó unos minutos, aprovechándolos y dando muestras de su dureza y de que el entrenador puede confiar en él cuando lo necesite.

La próxima entrada será de los partidos de 2ª autonómica. Ahora me despido por el momento con el vídeo de "Last Nite", temazo del grupo musical "The Strokes".

jueves, 10 de noviembre de 2011

¿Todos somos uno?


Todo salió a pedir de boca. Me refiero al partido del pasado domingo en Archena, de mi 2ª autonómica (Autocares Mellizo) y a pesar de las muchas "broncas" de estas semanas y de mis "mosqueos" continuos, llegó el partido y jugamos bastante bien, tanto en ataque como en defensa (ayudó también el "desquiciamiento" de nuestro rival con los árbitros).

Debo estar haciéndome mayor y no por las canas que ya peino, o mejor dicho despeino, sino por lo de ser un poco "cascarrabias" a la hora de los entrenamientos, pero es que estoy invirtiendo mucho tiempo y quién sabe, lo mismo dinero también, en este equipo para que la gente no muestre el mismo interés, la misma ilusión y ganas que intento mostrar yo (no es un común, ojo). Me hierve la sangre. Si pasara del tema, por mal camino iría, sería síntoma de que me da igual 8 que 80 y eso acaba en fiasco de temporada, por muy buen equipo que lleves (que para mí, el mío es el mejor y no tengo queja alguna... y si la tengo me la callo).

A lo que vamos, el encuentro lo fuimos cocinando en los primeros minutos del primer cuarto en los que la igualdad era la tónica y mientras estudiábamos al rival, haciendo las cosas bien sobre todo en ataque a pesar de no anotar, fue cuestión de tiempo que enganchásemos una buena racha, con ritmo e intensidad. El día que estamos acertados en ataque, como fue el caso, es un día de baloncesto vistoso, de equilibrio dentro-fuera, de triangulaciones entre interiores (aunque a algunos les cuesta soltar la pelota desde el poste alto al poste bajo, por muy grandes que seamos en ocasiones), de gran movilidad del balón por el perímetro para encontrar buenos tiros, de pelea por el rebote (sobre todo ofensivo), de una correcta lectura de los bloqueos directos y continuaciones, de rápidas y ordenadas transiciones y contraataques, en fin de jugar al BALONCESTO que a mi me gusta.

Los bases estuvieron correctos. Oscar va a ser una referencia continua en este equipo y sigue subiendo el nivel a pesar de no anotar mucho (lo prefiero). Johny, al que nunca dejaré de corregir cosas estuvo centrado, dirigiendo al equipo como debe y consiguiendo buenas posiciones para lanzar (metió el triple más complicado de todos); seguiré exigiéndole intensidad día tras día aunque supongo que si le pinchara con una aguja en el brazo poca o ninguna sangre brotaría de sus venas (al contrario que el resto de mortales con un par de litros debe ir sobrado para vivir).

Los aleros estuvieron muy acertados, sobre todo desde más allá de 6,25. Álex quiso seguir su racha tras el calentamiento de no fallar ningún triple y casi lo consigue. Miguel como siempre, cuando el equipo lo necesite estará (mientras tanto estará correcto jugando para el resto). Vasili a pesar de sus dos tiros extraños, en los que en uno hizo pasos y en el otro casi se come el balón por ir a pasar (lo he dicho bien, "Vasili iba a pasar"), estuvo como el resto, bien (sin destacar sobre nadie que es lo bueno), pero anotando desde posiciones exteriores que es lo que queremos de él (también queremos que defienda más y mejore el "traspiés", pero eso es otra historia). Sato o mejor dicho, "el pupas" apareció con un vendaje en un dedo tras una caída de moto (que están de moda en este equipo) y con las dudas de si jugar o no. Finalmente pudo jugar y lo hizo bien sin que sus piernas pudieran más que su cabeza (que con eso a veces es suficiente). Martín (júnior de Jesuitinas) nos ayudó bastante, consiguiendo incluso un 2+1 tras una penetración llena de fuerza y velocidad.

Los pívots estuvieron serios. Javi Espuny se recuperó de su lesión y ayudó al equipo como siempre en lo que sabe hacer (no le pido más... bueno sí, que perfeccione la técnica del "balancín" en los tiros libres tras parar el balón con el pecho... no se lo pierdan). Gio, en su debut con el equipo estuvo "gigante", sobre todo tras dos rebotes que cogió en defensa tras dos tiros libres, en los que puso la cabeza cerca del aro; debería usar esa potencia en ataque cuando recibe en la zona (a saber quién lo pararía). Dani se resarció del primer partido que jugó y alcanzó una media razonable (la que él espera); por mi parte, espero que se de cuenta de algunas situaciones de juego en las que incido mucho y el "un pase más" no está demás. José Francisco es de la quinta de Johny (por lo de la sangre); al principio se cargó de faltas para finalmente acabar haciendo un partido decente (aunque lo mataría cada vez que hace una falta por bajar los brazos, con lo grande que es). Por último, Manu Plaza estuvo un tanto nervioso por la presencia de su club de fans. Se esforzó como siempre y menos mal que metió el triple post-partido ya que sino lo hubiera hecho, todavía estaríamos en el pabellón.

Este fin de semana nos enfrentamos a domicilio a Jumilla a partir de las 16:00 de la tarde. El horario es un tanto extraño, pero gracias a que cambiaron la hora del partido me podré sentar en el banquillo para dirigir a mi equipo (haré todo lo pisible por no perderme un partido, al igual que la temporada pasada). Lo ideal hubiera sido jugar el domingo pero es lo que hay. Como dije antes, si me diera igual 8 que 80 no hubiera pedido cambiar el horario del encuentro dejando a mi equipo en manos de "ellos mismos" ya que el segundo entrenador esta campaña es Miguel (jugador del propio equipo) y seguramente hubieran sacado adelante dicho encuentro ellos solos. Pero quiero estar a su lado y espero que todos tengan las mismas ganas que yo participando en cada entrenamiento, en cada partido, por encima de aspectos personales e individuales, involucrándose y comprometiéndose hasta el final, con el fin de ayudar en todo lo que podamos al equipo, porque todos somos uno.


martes, 8 de noviembre de 2011

Todavía se nos espera tras el descanso frente a Adesavi


Si siempre hay que quedarse con lo bueno, podemos decir que el domingo por la mañana en San Vicente del Raspeig hicimos 20 minutos buenos (los primeros) y viniendo de 40 minutos horrorosos en casa frente a Guardamar es un paso adelante, pero con qué mal sabor de boca nos fuimos.

Con la lección bien aprendida tanto atrás como delante salimos concentrados para no cometer errores o bien si los cometíamos que no pudieran castigarnos por ellos. Jugamos en equipo con equilibrio entre interiores y exteriores, aportando todos nuestro granito de arena.

Pero tras el descanso se apagó la luz. Y eso que nuestro rival hasta mitad del tercer periodo no se mostró muy acertado de cara al aro conservando una renta de 10 puntos que era engañosa. Comenzamos a "no atacar" y en vez de ponernos las pilas desde atrás, defendiendo más inténsamente nos olvidamos de "agachar el culo" por lo que la remontada del equipo alicantina no tardó en producirse.

Al último cuarto, aun  llegamos con una mínima ventaja y a falta de 5 minutos para el final ganábamos de 2 (por muy extraño que parezca), todo debido a la inspiración individual que murió en ese preciso momento. Todo lo demás se veía venir. Ellos anotaron casi en todas sus posesiones; incapaces de parar sus penetraciones (que siempre acababan en canasta o personal), nos colocamos en zona 2-3 para que en dos posesiones nos "enchufaran" un par de triples que prácticamente sentenciaban el partido.

La última jugada reflejó la tendencia final del encuentro. Tras un tiempo muerto que pidió Pablo y el partido resuelto, buscamos reducir la renta que era de 9 puntos (por un futuro e hipotético basket-average de cara al final de temporada) a falta de unos 14 segundos. Íbamos a realizar nuestro sistema de banda a no ser que nos defendieran en zona (que fue lo que ocurrió). Pues bien, en tan solo 5 segundos perdimos el balón, cruzaron la pista, se pasaron un par de veces la pelota y en el último segundo anotaron un triple con varios jugadores de nuestro equipo con la cabeza agachada en pista delantera (entre los que me incluía).

Si Mario, esa actitud es incomprensible, aunque el partido estuviera perdido de antemano. Supongo que yo al menos sentía rabia por el encuentro que se nos había escapado de las manos sin saber porqué. Lo que ante Guardamar fue un quiero y no puedo que conllevó la bajada de manos a falta de 10 minutos para el final, frente a Adesavi se repitió en esta última jugada (después de haber demostrado ser algo parecido al "Dr. Jecklin and Mr. Hyde").

Lo que luego ocurrió en el vestuario suele ser normal, aunque deberíamos mordernos la lengua, sobre todo en caliente e intentar realizar críticas constructivas y positivas por muy difícil que parezca en esos momentos. Fríamente, sabemos que el objetivo del equipo es la salvación (y para ello entrenamos). Tras dos victorias iniciales todos pensamos en algo más (y el que diga lo contrario miente), de hecho yo, e imagino que todos mis compañeros, jugamos para ganar todos los partidos sin pensar en que ningún rival es mejor que nosotros y si lo es, que lo demuestre en el campo. Y viendo cómo nos está yendo, hemos de ser positivos y realistas sabiendo que podemos competir contra cualquiera, pero para ganar hemos de estar concentrados, entrenar sin reservarnos nada y aportar todos en la medida de nuestras posibilidades. En definitiva, caminar todos por la misma senda.

El próximo fin de semana tenemos una buena oportunidad para resarcirnos de estas dos derrotas consecutivas. Nuestro rival será La Vila (Villajoyosa), que ocupa la última posición con 4 derrotas por ninguna victoria, en nuestra casa y ante nuestra afición.

Será un buen momento para que todos rememos hacia el mismo objetivo que no es otro que la victoria, que disfrutar ganando y jugando al baloncesto, ese deporte que tanto nos gusta y que cuando queremos, ya hemos demostrado que sabemos practicarlo.

Será un buen momento para que Kike y Salva dirijan al equipo con confianza, haciendo saber al equipo que ellos dominan el ritmo del partido que más nos conviene. Será un buen momento para que Larry siga "enchufando" con continuidad y se deje la piel en defensa (como al principio de temporada); para que Mario coja galones, que tiene de sobra, a pesar de que el otro día no lo pudo demostrar debido a los pocos minutos de que dispuso; para que Juanje siga progresando y ayudando al equipo, no solo en defensa, sino también en ataque, ya que está de sobra capacitado; para que yo no sea como el Guadiana y me muestre más regular durante todo el partido ejerciendo de líder en pista cuando sea necesario que para eso estamos. Será un buen momento para que Manu vaya cargando pilas y aporte al equipo lo que todos esperamos de él (polivalencia); para que David se dedique a jugar (que sabe de sobra), ya que cuando lo hace todos lo notamos para bien y se deje de "broncas" con el resto de compañeros; para que Santi vuelva a ser el "soul team" (alma del equipo) y nos reflejemos en él; para que el pobre Rubén, que el otro día no jugó demuestre su calidad y saque los dientes de una vez, que solo así se va a ganar el respeto de compañeros y rivales en la cancha; para que Silverio siga cerrando bocas y pueda completar un buen partido en todas las facetas. Para que Octavio se recupere de una vez, el otro día lo echamos de menos. Será un buen momento para que Pablo no pierda la fe en nosotros y siga con ilusión, confiando en todos y cada uno de los miembros del equipo (todos podemos y debemos aportar, como he dicho antes en la medida de nuestras posibilidades y eso es lo que él nos debe exigir).

En una futura entrada hablaré del "PARTIDAZO" que jugó Autocares Mellizo el domingo por la tarde frente al Molina Básket y finiquitaremos el tema CD para los calentamientos con alguna sorpresa final.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Una de música


Hoy toca ver vídeos musicales y escuchar sobre todo el tema en cuestión, ya que de entre todos los siguientes (y posiblemente alguno más que añadiré en el futuro) hemos de sacar entre todos un CD para el calentamiento de los partidos. Votad el que menos os guste en la encuesta situada en el margen superior derecho del blog y la erradicamos de dicho CD:

Numb (Linkin Park y Jay Z)
The Ecstasy Of Gold (Metallica)
Que bonita es esta vida (Jorge Celedón)
Lady with the spinning head (U2)
We will rock you (Queen)
Kaiser Chiefs (Ruby)
Rain over me (Pitbull y Marc Anthony)
 Todos los días sale el sol (Bongo Botrako)
Bailaré sobre tu tumba (Siniestro total)
I´m a man (Black Strobe)
Do the evolution (Pearl Jam)
Ladies and Gentlemen (Saliva)
NBA (Tote King)
Uprising (Muse)
Eye of the tiger (Survivor)
Lose Yourself (Eminem)
Elevation (U2)
Highway to hell (ACDC)
Bring me to life (Evanescence)
How yoy remaind me (Nickelback)

 
Hay canciones que espero podamos eliminar de la lista definitiva (no voy a dar pistas), pero es que si la escucho en el calentamiento de un partido me da algo.